Gota Maker. Episodio II. El Desenlace

Pues sí. La historia que se contaba en el episodio I es…

…Mentira!

¿Termina el juego con esta revelación? Nada de eso. Este asunto no se hubiera planteado en dos capítulos con un contenido tan débil. Queda todavía un poco de tela que cortar, alguna imagen que ver y ciertos aspectos sobre los que reflexionar.

Aquí tenemos otra gota.

gota_maker_2

Y de nuevo la pregunta ¿Real o Virtual?

La del capítulo anterior era una foto real. La realizó este que os escribe. La de este es virtual. La ha realizado desde cero en un ordenador Jesús Blanco.

En ese capítulo se hablaba también de un desafío. No se produjo en los términos que os contaba pero el desafío sí que existió. Todo surge a partir de una imagen que alguien ve en internet y que piensa es un fake. En ella se muestra una gota que parece un miniglobo terraqueo. Se establece una discusión en la que yo (que me he dedicado un poco a la fotografía de alta velocidad) considero que la foto es real y algún otro opina que es una “creación”. Nuestro compañero Jesús (creo que con más voluntad de crear polémica que con convencimiento) dice que eso es una maya creada en Blender o algún programa similar y yo le desafío a que ambos representemos una gota con el anagrama de BilbaoMakers encerrado en ella. Él la tendría que “esculpir” en su ordenador y yo la tendría que “extraer” de la realidad con mi cámara fotográfica.

Al final ambos hemos trabajado bastante poniendo nuestras capacidades al servicio de este  duelo (somos mas dados a exprimirnos en la lucha que en la colaboración :-).

gota_maker_3

Esta es en realidad la  “verdadera” historia. O la historia “verdadera”, según se mire.

Si me he decidido a escribir estos dos artículos es porque los resultados de este duelo invitan a la reflexión.

Hace 50 años, con la técnica fotográfica muy evolucionada, conseguir una foto de estas características era posible pero extremadamente difícil. Hace 15, crear la imagen de una gota en un ordenador también era posible pero solo estaba al alcance de unos pocos. Hoy pensamos que tenemos tal cantidad de medios para representar una realidad emulada que es difícil distinguirla de la realidad auténtica. Pero nuestra percepción está siempre distorsionada por el momento en el que vivimos. Los primeros espectadores del cinematógrafo se quedarían con la boca abierta y seguro creyeron que la tecnología había llegado  a tal nivel que ya no se podía distinguir entre cine y realidad. Algunos de los que así pensaban solo se darían cuenta de lo equivocados que estaban si llegaron a poder ver cine sonoro y en color. De la misma manera,  lo que hoy nos parece una fantástica emulación de la realidad,  lo veremos dentro de un tiempo como una copia muy zafia de la misma.

Un detalle para terminar. La foto que ha provocado toda esta acción era una parecida a esta:

gota bilbao 10

Parecida solamente. Porque esta la he hecho yo para la ocasión. Tengo muchas fotos de gotas pero nunca me había decidido a utilizarlas como una lente. Con todo el montaje preparado para hacer una con la marca de Bilbao Makers, tenía que intentar aprovecharlo para otra tan vistosa como esta. Si os interesa el montaje que he utilizado lo podéis ver en este otro artículo de mi blog.

6 comentarios sobre “Gota Maker. Episodio II. El Desenlace”

  1. Al final había acertado!! Aunque también es verdad que no esperaba que la historia tuviera tanto trasfondo, ni que a partir de un programa informático se pudiera conseguir algo tan realista desde cero, sin editar imágenes reales.

    Muy interesantes ambas disciplinas, enhorabuena!!

    1. Sí Metis, la gota inicial “parecía” una foto pero esta segunda también lo parece. Jesus es bueno creando estas ilusiones y eso que tampoco es un profesional que se dedica a ello. Yo creo que hoy, con medios y conocimiento se pueden representar desde la nada muchísimas realidades. No tienes más que ver cualquier película de Pixar. Y sin ir tan lejos, cuando vayas a comprar un mueble y te enseñen un catálogo mira las fotos. No hay ni una de verdad. Todas son creaciones virtuales.
      Por cierto lo de que una y otra son una gota no deja de ser un acto de fe. Los humanos no tenemos capacidad para ver las diferentes fases de un proceso (el salpicar de una gota) que se produce a tal velocidad. Es por tanto nuestra imaginación la que lo ha construido a partir de fotos que no sabemos hasta que punto son “naturales” o “modificadas” (signifique lo que signifique “natural” :-))

  2. Buen desenlace! 🙂

    De todas maneras esto me plantea una cuestion: creo que realmente la foto “real” y la “creacion” digital son solamente representaciones de la realidad, ambas falsas y ambas reales.
    Pienso que tenemos la tendencia a pensar en las fotos como un testimonio objetivo de la realidad pero un monton de manipulaciones, recortes sesgados y falta de contexto han dejado claro que esto no es de ningun modo asi.

    1. Estoy completamente de acuerdo contigo Asier cuando nos referimos a la “fotografía” en general. Pero cuando hablamos de la fotografía que tiene voluntad de “describir” la cosa cambia un poco. También estará sometida a distorsiones sin ninguna duda pero mucho menores que en otras disciplinas ya que el autor no incorporará ninguna de forma consciente. Aunque hay gente que hace trampas hasta cuando juega al solitario.

      1. Si, hay un tipo de fotografia que tiene ambicion documentalista, pero al fin y al cabo no deja de ser un mensaje generado por la persona que la realiza.
        Creo que esa es la fuerza y la debilidad de una imagen: nos impacta tanto que la damos por hecho objetivo y sin embargo esta completamente mediatizada por el que la toma, tanto de manera consciente como incosciente (solo elegir el tema del que se habla plantea un sesgo ya que le otorga categoria de noticiable) .

        Bueno, puede que mi comentario este tomando un cariz un poco relativista cutre-postmoderno y para nada soy de ese rollo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *